¿Qué ver en Sevilla en dos días

Una de las ciudades más bonitas de España y del mundo es, sin duda, Sevilla. Mucha historia y un ambiente especial, que hacen que los turistas, como nos aseguran desde el Hotel Mercer Sevilla, queden encantados de la experiencia y con ganas de volver, porque es cierto que cuando se conoce la capital andaluza, siempre se quiere repetir. Lo mejor que se puede hacer en la capital hispalense es mínimo pasar un fin de semana para una primera toma de contacto.

Sevilla, una ciudad que merece la pena visitar

Estamos ante una ciudad a la que mucha gente considera fundamental visitar cuando se viaja por España, pues tiene algo especial, no es solo su gente, también el arte y la rica gastronomía con la que cuenta.

Esta urbe por la que pasa el Guadalquivir tiene el casco histórico de mayor tamaño de España y una serie de lugares turísticos tan mágicos para descubrir como son la Giralda, el Alcazar o la Catedral. Sitios que si preguntásemos a muchos españoles, nos dirían, sin duda, que es de los más bonitos en España.

¿Qué podemos ver en Sevilla en un fin de semana o un par de días?

La ciudad sevillana es de las más habitadas de Andalucía y la cuarta en habitantes de las ciudades españolas. Su tamaño y riqueza patrimonial hace que tengamos infinidad de sitios para ser visitados.

Merece la pena reseñar el puerto sevillano, que es el único puerto marítimo español en una zona de interior, puesto que Sevilla se sitúa a unos 80 kilómetros del Atlántico. El Guadalquivir, es navegable, desde Sevilla hasta donde desemboca, la población de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

La Catedral de Sevilla

La estrella es sin duda la Catedral de Sevilla, siendo la catedral de estilo gótico de mayor tamaño del planeta y es también el templo gótico tercero de la confesión católico después de San Pedro de Roma y la Iglesia londinense de San Pablo.

Los historiadores dicen que empezó a construirse en 1401, aunque los primeros escritos dicen que fue en 1433. Se comenzó a construir por encima de lo que fue la antigua mezquita, conservándose el Patio de los Naranjos y el alminar. Es lo que ahora es la Giralda. En ella está enterrado Cristobal Colón y algunos reyes de Castilla.

Hablamos de un sitio espectacular desde el punto de vista arquitectónico y de un tamaño realmente colosal y que impresiona.

La Giralda

Es de las torres campanario más famosas del mundo. Forma parte de la catedral y cuando terminó su construcción, llegó a ser la torre más elevada del mundo, casi tiene 100 metros de altura.

La giralda ahora es uno de los principales símbolos de la ciudad y de Andalucía. La torre se llegó a construir con dios cuerpos unidos que dejan bien clara la fusión de culturas que tanto caracteriza a la ciudad.

La parte que tiene más antigüedad es musulmana, comenzó a construir en 1184, donde Abu Yaqub Yusuf con la misión de que fuera el alminar de la mezquita. Algo importante que conviene conocer es que la Giralda carece de escaleras, teniendo 35 rampas, para que pudiera subir el caballo del sultán y así ver Sevilla.

Corría el siglo XVI cuando se añadió el campanario y el piso superior, realizado en estilo del renacimiento.

Espectacular lugar que merece la pena conocer y donde es básico conocer si lo que se quiere es estar en un sitio que parece mentira que se encuentre en Europa, pues el origen árabe es bastante acentuado.

Podríamos decir que esta visita es la que consideramos imprescindible y que no debes perderte si visitas Sevilla.  Luego no digas que no te lo hemos contado.

Torre del Oro

Otro de los monumentos clave en la ciudad, con una altura más modesta, pues tiene 36 metros, en una situación geográfica idea, pues está justo al lado de la Plaza de Toros de la Maestranza, junto al Guadalquivir. En la antigüedad valía para cerrar el paso gracias a un tramo de la muralla, pues estaba unida a la Torre de la Plata, defendiendo el Alcázar.

Quizá cuando la ves de cerca no te parece demasiado grande, pero el marco incomparable donde se encuentra, unido a la belleza de la torre, hace que merezca mucho la pena visitarla.

Real Alcázar de Sevilla

Así es como se llama el principal palacio de la ciudad, que fue construido a plazos, dependiendo de la época histórica que tocara vivir. Comenzó a edificarse en la Edad media, siguiendo la construcción en época islámica y después de la conquista por parte de los cristianos.  Cuenta con un espacio mudéjar y otro de estilo gótico. Las diferentes reformas que luego vinieron hicieron que se aplicaran toques renacentistas y barrocos.

Curiosamente es la residencia de la Familia Real cuando ellos vienen a Sevilla, pero verdaderamente se usa más con motivos turísticos, puesto que no se le da demasiados usos. El que sea palacio real ha hecho que sea el de mayor antigüedad de Europa, así como uno de los más interesantes que ver en Sevilla durante dos días.

Barrio de Triana

La barriada más típicamente sevillana. Se sitúa en la zona oeste de la ciudad, junto al Guadalquivir, al otro lado del centro. Si se cruza el famoso puente, se puede llegar a un sitio de enorme tradición, con magníficas vistas al río y un mercado de abastos de lo más curioso.

En Triana parece que no pasa el tiempo y es un sitio de lo más recomendable para ser visitado. Aunque no tiene demasiados monumentos ni enclaves dignos de visita, si que es interesante andar por las calles, irse de tapas y lo más importante, vivir el ambiente que es sin duda un sitio mágico.

Archivo de Indias

El Archivo de Indias fue creado por Carlos III cuando el siglo XVIII daba sus últimos coletazos, centralizando la documentación que se iba creando en los territorios españoles más allá del territorio peninsular, lo que denominaban las antiguas Indias.

En este archivo hay más de 40.000 legajos, 80 millones de páginas y 8.000 mapas y dibujos que llegaron de muchos organismos que se encargaban de la administración de los territorios de ultramar.

Plaza de España

Esta plaza se ubica dentro del Parque de María Luisa, siendo construida por Aníbal González y es famosa por su belleza y por haber sido sitio elegido para el rodaje de Star Wars.

El Parque de Maria Luisa

El sitio que ahora ocupa este parque, primeramente, lo conformaban los jardines que eran de propiedad privada en el palacio de San Telmo.  Al final del siglo XIX, fueron donados a Sevilla, pasando a ser su principal pulmón y el primer parque de la ciudad, que se inauguró en 1914.

En su interior podemos encontrar, tanto la anteriormente mencionada Plaza de España como la de América, que se construyeron ambas para la Exposición de 1929. Estos han sido las zonas de interés para el turismo  de mayor importancia a la hora de visitar el Parque, que es uno de los sitios más bonitos para ver en Sevilla.

Santa Cruz

Otra de las barriadas más famosas de Sevilla y con más esencial, puede ser que el de mayor fama y tráfico de Sevilla. Santa Cruz es de los más populares y las casas señoriales y de antigüedad, así como sus patios repletos de flores y el buen ambiente que se vive en esta zona. Estamos ante un barrio encantador y que también hay que conocer si estás en Sevilla en un fin de semana.

Lo mejor es andar por él con tranquilidad, pues vas a poder disfrutar de los colores, sus gentes, la temperatura. Toda una experiencia.

En tiempos de reconquista de Sevilla a los musulmanes, lo que hicieron los judíos fue instalarse en este barrio y se pueden ver ciertos toques de aquella época, así como detalles entre las calles. Uno de ellos es el cementerio judío que es realmente un lugar curioso de ver de la ciudad.

Las setas de Sevilla

Así es como es conocido el proyecto Metropol Parasol. Básicamente es una estructura que tiene fama de pérgola. Cuenta con 150 metros de largo, 70 metros de ancho y su altura es de 26 metros, albergando un mercado de gran tradición, así como una plaza de espectáculos, además de un interesante museo arqueológico. Destacamos el mirador, el cual ofrece una vista del casco viejo de la ciudad.

Esperamos que después de todos estos interesantes puntos tengan claro qué es lo que merece la pena conocer de Sevilla, una ciudad llena de magia donde se pueden descubrir lugares realmente interesantes y donde, sin duda, puedes vivir una experiencia que solo una ciudad con personalidad te puede ofrecer.

Dos días son suficientes para hacerse una idea, pero si quieres conocerla más a fondo, tendrás que volver en otra ocasión, una magnífica excusa, no te parece. Así que ya sabes, disfruta mucho de todo lo que Sevilla ofrece a su visitante, que ciertamente es mucho y donde además podrás escuchar flamenco de calidad en directo ¿a qué esperas?

¿Sabes cómo elegir botas de fútbol?

Existen multitud de padres que se preguntan la clase de botas de fútbol que tienen que llevar sus hijos para entrenar. Pese a que pueda no parecerlo, elegir la clase de botas de fútbol es importante para minorar lo riesgos de lesiones, las cuales aumentan cuanto más elevado es el nivel de los entrenamientos.

 Si vamos a los niños que suelen entrenar en campamentos de alto rendimiento, el tener unas buenas botas de fútbol pueden significar la diferencia como dicen la tienda especializada Marianssport entre una experiencia de lo más interesante o de una lesión grave. Las botas de fútbol son importantes y mejoran el rendimiento del jugador, es un hecho y como dicen los que llevan esta tienda, la tecnología en los últimos años ha avanzado mucho.

A continuación, hablaremos sobre las clases de botas para la práctica del fútbol que existen:

Botas con tacos SF (Soft Ground)

En este caso solo pueden usarse en césped natural. Las que tienen suelas SG son similares a las de toda la vida que tienen tacos realizados en aluminio. Se las puede encontrar muchas veces en combinacióm con tacos de goma. Los entendidos dicen que es mejor calzar esta clase de botas cuando el césped está blando y húmedo.

Se usan en campo mojado porque con las que tienen suelas de carácter míxto o con tacos de aluminio hay más agarre y tracción, lo que no ocurre si se usan en moqueta o césped artificial. Con ellos se evitan los resbalones al hacer modificaciones en la dirección bruscas y las piernas ganan en estabilidad.

Botas de tacos FG (Firm Ground)

Las que más se usan, que tienen de 8-14 tacos de distintas longitudes, forma cónica y láminas. Más tacos que las SG y se usan en terrenos de césped natural, aconsejándose en campos de césped artificial de 3ª generación.

Eso sí, las botas FG en césped artificial sufren más por su superficie abrasiva y que van desgastando los tacos. En el caso de que tu hijo jugué en campo de tierra, estas botas también valen.

El césped artificial

Es un tema interesante y queremos aclararlo. Primeramente, hablamos del de 1ª generación, al que más que césped artificial se le llama moqueta, siendo una superficie donde los tacos no nos aportan nada de agarre. Después hay otros más comunes entre equipos profesionales y de barrio que son los de 2ª y 3ª generación, parecidos a los de césped natural.

Botas de fútbol AG (Artificial Ground)

Antes comentábamos que las FG son las que más conoce el público en general, puesto que multitud de jugadores profesionales las utilizan, pero si vamos al fútbol de aficionado, los campos no suelen ser de césped natural. Esto hace que la mayor parte de niños y niñas utilicen botas de suela AG para césped artificial.

A la hora de distribuir mejor el peso, las botas AG tiene más tacos que las FG y la forma es cónica, con la punta realizada en goma, ayudando a la amortiguación y con menos riesgos de lesiones en impacto.

Botas de fútbol turf o multitacos

Se las llama como las famosas multitacos, las más económicas, a las que la suela se llama Turf. Su característica principal son los muchos tacos pequeños de goma que disminuyen en gran medida la propia presión de la pisada, algo importante donde los tacos prácticamente ni llegan a clavarse.

La superficie en la que deben usarse es el césped de primera generación, la moqueta, pudiendo usarlas para el césped artificial de segunda generación.

Botas de fútbol sala

Con las multitacos son las otras botas de fútbol baratas, abundando en las tiendas de deportes y son de lo más populares. Su suela es lisa de goma y se recomiendan para jugar sobre madera o cemento, las superficies donde se juega generalmente al fútbol sala.

Entre las recomendaciones que dan los más experimentados en botas de fútbol está que si juegan en cemento, la suele tiene que ser algo más gruesa, puesto que el impacto causa más daño que en parquet.

¿Es importante tu tipo de juego para escoger zapatilla?

Puede parecer poco importante, pero la posición que cada jugador ocupa en el campo es importante, lo mismo que los tacos. Los grandes avances en tecnología están afectando a la fabricación de las botas, puesto que vemos como los años donde todas las estrellas llevaban las mismas botas, han desaparecido.

Los Ronaldo, Neymar, o Messi tienen modelos diferentes y que se amoldan a sus esquemas tácticos e incluso a su toque de balón. Vamos con algunos modelos:

Velocidad

Suelen ser las de mayor ligereza del mercado, ayudando a que los futbolistas puedan explotar su velocidad, algo necesario especialmente en extremos o determinados delanteros.

Toque

Para futbolistas de toque rápido y en corto, los que suelen encargarse de distribuir el balón. Por todo ello, utilizan botas que son garantía de buenas sensaciones con el balón, logrando una precisión mayor.

Potencia

Son muy utilizadas por los jugadores que hacen largos desplaamientos de balón y los que suelen tener buen disparo desde larga distancia. Los defensas y delanteros suelen ser los que más las usan, al igual que los grandes especialistas a balón parado.

Clásicas

Aquellos que las usan no buscan nada especial, solo encontrarse cómodos para jugar al fútbol. Principalmente se fabrican en piel y se adaptan bastante bien a los pies.

Evolución de las botas a lo largo de los años

En las primeras décadas cuando se practicaba el fútbol, la tecnología no avanzó demasiado, puesto que eran, por así decirlo, unos zapatos que tenían la particularidad de tener tacos, los cuales eran de gran peso y que resbalaban mucho.

Si a esto le sumamos las complicaciones en los terrenos de juego cuando llovía con el barro y el césped, pues ciertamente era complicado muchas veces el juego y las botas no ayudaban demasiado.

La historia cambió gracias al uso que hizo el equipo de Alemania en la final del Mundial de 54, donde optaron por usar las botas de tacos de aluminio que diseñó Adolf Dassler. La lluvia complicó el terreno de juego, pero Alemania contó con la ventaja de estas botas que se agarraban mejor en un terreno de juego tan complicado, por lo que fue un factor decisivo antes los resbalones que tenían unos jugadores húngaros que además optaban más por rasear el balón. Se les hacía complicado avanzar y los alemanes terminaron ganando por 3 a 2.

.El caso es que después de muchos años investigando e innovando, Rudolf tomó la decisión de dejar a su hermano y cada uno montó su compañía. Adi fundó Adidas, y Rudolf montó la marca Puma. En los años siguientes, la pelea entre las dos marcas fue continua, pues ambas querían que las dos estrellas llevaran sus botas. Eso sí, los tacos de aluminio los usaban todos y se fueron afianzando por su buen agarre en el césped.

En los los noventa pudimos observar cómo aparecieron marcas que realizaban unas zapatillas de cuero bastante cómodas, como Nike, Joma o Lotto. Por lo general, todas las zapatillas solían ser de cuero, pero con los grandes avances tecnológicos, ahora se utilizan materiales de carácter sintético de mayor ligereza y que ayudan a tener mayor precisión en el golpeo.

Una vez se produjo el cambio de los tacos de aluminio, lo que hizo Nike fue revolucionar el mercado nuevamente fabricando los primeros tacos de cuero de origen sintético, hechos para el delantero brasileño Ronaldo en Francia 98.

Todo ello hizo que se abriese la veda, pues después llegaría la microfibra, materiales transpirables, así como la fibra de vidrio, que aporta mayor comodidad para que los futbolistas puedan sentir el balón como si fueran descalzos por el campo.

En los últimos años, las marcas más conocidas lo que han hecho es poner de moda los diferentes tipos de botas de fútbol que llegan incluso a cubrir hasta los tobillos, logrando más seguridad y evitando que se produzcan las temidas torceduras.

Incluso también se han podido llegar a ver zapatillas carentes de cordones, así como con materiales ultrafinos que consiguen que el peso de pocos gramos. Otro caso signo de destacar es el experimento de Adidas de implantar unos chips en la suela de las botas, para monitorizar la actividad de cada uno de los jugadores.

¿Cuáles serán las futuras novedades? Algunos hablan del Internet de las cosas, pero no se sabe, mientras las marcas siguen trabajando en cómo mejorar aún más las prestaciones que nos ofrecen las botas para los futbolistas,  un campo realmente apasionante y que da mucho juego para profesionales, así como en el campo amateur. Mientras, tanto, pasémoslo bien con los grandes avances que estamos disfrutando en estos últimos años ¿no?

Ahora te toca a ti, una vez que sabes más sobre las botas, cuáles son las que más pueden convenir a tus hijos o incluso para practicar tú fútbol en caso de que así quieras. Esperamos que toda esta información te haya sido de utilidad, pues la gran oferta existente no nos lo pone fácil a los usuarios.