En un año marcado por la Covid-19 el coche es una buena opción para las vacaciones

En un año marcado por la Covid-19 el coche es una buena opción para las vacaciones

Todos tenemos claro que este es un año especial y es que nunca antes habíamos vivido con la inseguridad de no saber que va a pasar mañana. Esta inseguridad de la que os hablamos viene dada por la pandemia denominada Covid-19, la cual ya forma parte de nuestras vidas y, al menos hasta que haya una vacuna fiable que nos proteja de ella, ha venido para quedarse. Esta pandemia que, en muchos casos, resulta mortal ha cambiado por completo nuestra forma y nuestros hábitos de vida, dado que en tan solo unos meses hemos pasado de hacer vida normal a tener que reinventarnos y, entre otras cuestiones, habituarnos a llevar mascarilla siempre que salgamos a la calle o a trabajar desde casa en lugar de acudir a la oficina. Es por ello por lo que las vacaciones de este año también serán diferentes, dado que nos tenemos que adaptar a la nueva realidad existente y en un panorama en el que no sabemos que es lo que va a ocurrir a 24 horas vista, la mejor opción que tenemos para disfrutar de las vacaciones es la de ir en coche, ya sea en el nuestro particular o en uno de alquiler. 

¿Qué sabemos del adenocarcinoma pancreático?

¿Qué sabemos del adenocarcinoma pancreático?

El adenocarcinoma pancreático es el tipo de cáncer de páncreas más común, originándose como consecuencia de un crecimiento anómalo de las células que forman parte de este órgano. El páncreas tiene una función esencial en la digestión de los alimentos, pues es el encargado de secretar enzimas como la amilasa y la pilasa y cuya misión es descomponer químicamente las grasas y proteínas ingeridas para que puedan ser absorbidas por el intestino, además de la producción de insulina necesaria para la regulación de los niveles de azúcar en la sangre. El páncreas mide aproximadamente unos 15 cm. de longitud y presenta una forma de pez y se encuentra en el abdomen, dispuesto horizontalmente detrás de la parte baja del estómago. Justamente debido a su posición en el cuerpo humano es un tipo de cáncer difícil de detectar, ya que no se puede palpar ni ver en exámenes médicos rutinarios, además de no presentar síntomas en sus etapas iniciales.