Los 5 artículos que facilitan el trabajo a un cuidador de ancianos

Los 5 artículos que facilitan el trabajo a un cuidador de ancianos

La profesión de cuidar ancianos está poco reconocida. Pero estos profesionales tienen un gran esfuerzo físico y mental. Por eso, hay que facilitarles la labor lo máximo posible. De esta manera, en este artículo hemos reunido algunos productos que pueden ser de gran ayuda para un cuidador de ancianos. Aunque algunos productos dependerá del grado de movilidad de la persona mayor a la que cuiden.

  1. Pastillero semanal

La mayoría de personas mayores toman diferentes pastillas en el desayuno, la comida y la cena. Para organizar mejor todos los medicamentos es fundamental contar con un pastillero semanal.

Este tipo de producto cuenta con diferentes compartimentos, una columna para cada día de la semana y después un hueco para cada toma, normalmente 4 siendo desayuno, comida, merienda y cena.

Un pastillero tiene un precio muy económico y puede ser de gran ayuda para garantizar que se toman las pastillas adecuadas. Además, al organizar la semana con tiempo si hace falta adquirir algún medicamento porque queda poco el cuidador se dará cuenta con antelación.

  • Grúa de transferencia

En función del grado de movilidad y dependencia de la persona mayor a la que cuiden puede ser interesante contar con una grúa de transferencia. Un artículo que ayudará al cuidador a movilizar a la persona mayor, no hacer demasiado esfuerzo y no sufrir lesiones de espalda por la carga de peso.

“Las grúas son la solución perfecta para movilización de personas mayores. Permiten el cuidado por una sola persona, son totalmente seguras y mantienen la dignidad de la persona imposibilitada a la vez que cuidan la espalda del cuidador”, confirman desde Cuidaria, empresa que ofrece alquiler de grúas para personas mayores y enfermos.

  • Silla de ruedas eléctrica

Las sillas de ruedas son vitales para una persona con movilidad reducida. Pero para el cuidador es mejor optar por sillas de ruedas eléctricas, ya que no tendrán que hacer fuerza para poder mover la silla.

Además, las sillas de ruedas eléctricas no sólo son buenas para los cuidadores. Y es que aportan también ventajas a los enfermos o personas mayores. La principal ventaja es la libertad, ya que podrán escoger con mayor facilidad el camino que quieren seguir y no necesitarán a nadie que les empuje.

  • Cama articulada

Las camas articuladas son otro producto interesante que debería tener cualquier persona con movilidad reducida por su edad, un accidente o enfermedad. Este tipo de camas se caracterizan porque el somier puede articularse en varios planos para poder adquirir fácilmente la postura deseada.

Además, estas camas son eléctricas y cuentan con un mando que permite mover fácilmente la cama en función de las necesidades. Una cuestión que es de gran ayuda para los cuidadores porque facilita la labor de levantar y acostar a las personas mayores. Puede parecer una tontería pero reduce en gran medida la fuerza que tienen que hacer para levantar peso y la postura es mucho más sencilla, lo que evita muchas lesiones de lumbares y de espalda.

  • Asiento para la ducha

Y el último artículo del que vamos a hablar en este artículo es un asiento o silla para la ducha. Este artículo puede parecer una tontería, pero supone un ahorro de esfuerzos para cualquier cuidador. Y es que la higiene es una tarea diaria que hay que facilitar a cualquier anciano. Normalmente los cuidadores acompañan a las personas mayores en esta tarea para evitar que ocurra cualquier tipo de accidente, así como para facilitarles la tarea de enjabonamiento. Además, por la escasa movilidad de los brazos muchas personas mayores no pueden aplicarse bien el champú o llegar a algunas zonas del cuerpo como los pies.

Es decir, es habitual que los cuidadores ayuden a las personas mayores en la ducha. Y para ello se recomienda un asiento para la ducha por muchos motivos. El principal es que evita muchas caídas por resbalones, pero también porque los ancianos están a una altura mucho más accesible para los cuidadores. Y lo mejor de todo es que un asiento para la ducha es un producto bastante económico que se puede encontrar desde 20 o 30 euros.

Estos son los 5 artículos que pueden facilitar el trabajo en gran medida a cualquier cuidador de personas mayores. Son los artículos fundamentales, aunque no son los únicos que pueden ser de gran ayuda. También puede ser interesante contar con un elevador para inodoro, un disco de transferencia, una mesa regulable o un triturador de pastillas.