¿Qué brackets podemos elegir

¿Qué brackets podemos elegir

Como defienden los dentistas de la clinicadentalodonthos.com,Los brackets son uno de esos elementos que han evolucionado de manera importante. Todo ello ha hecho que cada vez sean más los pacientes que optan por unos de ellos. El caso es que hay brackets diferentes, los cuales se pueden adaptar a cada tipo de tratamiento.

¿Cuáles son los más duraderos?

Si pensamos en el factor de durabilidad, los metálicos que son los de toda la vida, son los que más duran, aunque flaquean en cuanto al componente estético.  Por este motivo es por el que se utilizan tanto en edades tempranas.

SI vamos a los brackets de zafiro o de cerámica están próximos en cuanto a durabilidad, no siendo un factor altamente crítico cuando hay que decidirse por los de un tipo o los de otro.

Conviene también mencionar los brackets de plástico y los resina, que tienen una mayor delicadeza.

Brackets más adecuados estéticamente

Aquí ganan por goleada los de zafiro, especialmente por ser transparentes.  Esta clase son de un material parecido al cristal no se van a teñir y tienen el componente estético inalterado a lo largo del propio tratamiento.

Además, podemos luego hablar de los brackets cerámicos, que son los que cuentan con una estética parecida al zafiro al comenzar el tratamiento, pero donde si el paciente no cuida la higiene con diversos alimentos o el tabaco, al final se van a oscurecer con el paso del tiempo. Los metálicos, son los menos favorecedores, dejándolos para niños o personas a los que la estética no les preocupe en demasía.

Los mejores brackets en cuanto a capacidad de adhesión

Los metálicos son los más adherentes, motivo por el cual son los más usados para el público infantil, ya que es complicado que puedan despegarse. Si vamos a los de cerámica o de zafiro, cuentan con superficies tratadas de cara a la obtención de más rugosidad a la hora de adherirse.

¿Y los brackets más cómodos?

Respecto al confort, siempre hay que ser conscientes que cuando se realiza un tratamiento, los brackets siempre van a resultar incomodos, pues no deja ser un cuerpo extraño que se introduce en nuestra boca.

No es que haya muchas diferencias sobre la comodidad si contamos con el material en que está realizado el bracket. Para ello hay que pensar en la calidad que tiene el bracket respecto a esto, pues los brackets de calidad contienen aristas y bordes que están muy bien pulidos para que se rocen la mínima cantidad posible respecto a la boca del propio paciente.

¿Cuáles son los mejores respecto a la higiene bucal?

Siempre es bueno recordar que el paciente cuente con una excelente higiene a nivel bucal en todo tipo de bracket. En el caso de los brackets de material metálico son bastante más permisivos respecto a esto, pues el color oscuro lo que hace es disimular las ligaduras cuando pasen a ponerse amarillas.

En el caso de los brackets de material cerámico y los de zafiro, hay que tener una mayor exhaustividad a la hora de limpiarlos.

Los mejores brackets económicos

En el caso de los tratamientos de ortodoncia donde el precio importe mucho, los metálicos son los más baratos, pero eso sí, debemos tener la seguridad de que tienen buena calidad y de que están con todos los certificados necesarios para ser comercializados en la Unión Europea.

Podemos decir que más caros son los brackets que se realizan en cerámica, donde por último se encuentran los realizados en zafiro, que son los que se usan cuando el factor estético realmente es vital.

¿Cuáles son los brackets más rápidos para el tratamiento?

En el caso de que queramos que se acelere el tratamiento, no son tan importantes los materiales de los brackets como el diseño de los mismos.

Respecto a esto, los brackets denominados de autoligados con fricción baja son los vencedores, permitiendo un tratamiento en pocas semanas.

Por lo general son metálicos, pero también los hay cerámicos. Suelen ser menos económicos que los brackets de toda la vida, pero como se reducen los plazos de tratamiento, el paciente va a tener menos visitas, por lo que puede merecer la pena optar por ellos.

Podemos concluir diciendo que la clase de bracket a usar va a depender del tratamiento y de las propias peculiaridades de cada paciente. Por este motivo tenemos que ir conociendo todas las clases de brackets para poder elegir los que más nos convengan.

En el futuro, no es ni mucho menos que aparezcan nuevos materiales para los brackets, pues realmente son una solución muy adecuada para recobrar nuestra mejor sonrisa.