Ser parte del Top Ten

Ser parte del Top Ten

En esta época del año, en la que nos quedan días para que se acabe, todos nos ponemos a revisar las lista que nos hicimos a principios de Enero, con esos planes y objetivos que nos marcamos para este 2.019, y con más o menos alegría, depende de cómo nos haya ido, hacemos recuento de los que se han cumplido y los que no.

Pero esto no sólo pasa a nivel personal. No hay día, de ahora en adelante, en el que no te encuentres en cualquier revista, periódico o blog, las lista de “Los 10 mejores maquillajes del año”, “Los 10 sitios más visitados en 2.109”, “Las 10 mejores webs para viajar mejor y barato”, …Si vendes un producto, quieres estar ahí. Da igual lo que ofrezcas, si hay una lista de los mejores de tu sector, tú tienes que estar.

Puede que hace unos años la reputación de tu negocio dependiera del trato directo y del boca a boca. Hoy en día, el cliente tiene que quedar satisfecho, de igual manera, sin lugar a dudas. Pero, si somos realistas, hemos cambiado completamente la forma en que consumimos, desde la llegada de internet.  Es cierto que en España todavía hay ciertas reticencias a comprar por la web, por aquello de que un hacker pueda quedarse con nuestros datos personales, aunque la realidad es que comprar en páginas fiables es bastante seguro. Sin embargo, esta tendencia no deja de crecer cada año, ya que los más jóvenes no dejan de utilizarla por ser una herramienta muy cómoda para buscar, comparar y finalmente hacerse con el producto, que puede que, incluso, no pudieran encontrar en un comercio físico de proximidad.

Como empresario puedes vivir este cambio como una amenaza o como una oportunidad, pero la realidad es que, a causa de la globalización, la oferta es cada vez más amplia y variada: sólo con asomarnos a una pantalla de ordenador podemos estar en cualquier parte del mundo, y esto hace que diferenciarse sea imprescindible. Es este mundo que nos entra por los ojos o te haces ver, o estás perdido, figurativa y literalmente.

Comprar experiencias

Debido a la sociedad estresada en la que vivimos, en la que a todos nos falta tiempo en el día a día, el desconectar y relajarse se ha convertido en una necesidad. Esta necesidad se traduce en una creciente demanda de productos y servicios relacionados con el descanso, la salud y la naturaleza. El sentimiento de que el tiempo que tenemos para nosotros es escaso, hace que le otorguemos más valor, en ocasiones incluso más que al dinero, a estas experiencias y que se hayan convertido en un imprescindible. Balnearios, spas, hoteles, casas rurales, han dejado de ser un medio necesario para la estancia en el viaje planeado, para pasar a ser, si no el fin en sí mismo, un elemento decisivo a la hora de decantarnos por uno u otro lugar. Y es aquí donde debemos ser conscientes de cómo nos ofrecemos al mundo, ya que el consumidor está dispuesto a pagar más por un servicio que ofrezca un valor añadido. Y tenemos que conseguir que les llegue.

Por qué es importante el posicionamiento para hoteles

Por pequeño que sea tu negocio, todos tienen una página web. Esa idea sí que ha calado y sabemos que tenemos que tener presencia en el mundo virtual, pero ¿hacemos algo para conectarnos con potenciales huéspedes? ¿Sabemos que es el posicionamiento web?

Según la Wikipedia: “el posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda o SEO (del inglés search engine optimization), es un conjunto de acciones orientadas a mejorar el posicionamiento de un sitio web en la lista de resultados de Google, Bing, u otros buscadores de internet. El SEO trabaja aspectos técnicos como la optimización de la estructura y los metadatos de una web, pero también se aplica a nivel de contenidos, con el objetivo de volverlos más útiles y relevantes para los usuarios”.

Los primeros buscadores surgieron alrededor de los años 90, comenzando el aumento de las webs y haciendo consciente a sus dueños de que se podía ganar dinero con ellas, pero para ello debían atraer clientes, y la mejor forma de hacerlo eran los motores de búsqueda. Es ahí donde nació el SEO. Hoy en día la competencia ha crecido de manera exponencial, por lo tanto, de nada te sirve tener una web si no inviertes en ella y luchas por un buen posicionamiento. Es como querer participar en una competición y no usar ni invertir en los materiales necesarios para ganarla.

Según los especialistas de Hotel-Up, la inversión en SEO en el sector online hotelero es una inversión a medio, largo plazo, pero lo recomiendan como una fantástica estrategia de marketing.

Podríamos decir que hay dos factores clave para posicionar tú página web:

– La autoridad: que se basa en la popularidad de la web. Se da por hecho que el contenido es más valioso cuanta más popularidad tiene, y esto se consigue compartiéndolo con otros usuarios. Se entiende que la información es más útil cuantas más veces se comparte.

– La relevancia: es la relación de la página con la búsqueda dada, y aunque en un principio esto dependía de la cantidad de veces que apareciera el término buscado. Hoy en día el motor de búsqueda se basa en cantidad de factores para determinarlo, con lo cual repetir la palabra clave por tu web de manera desproporcionada, no tiene mucho sentido.

Puedes conseguir tu objetivo de tener un mejor posicionamiento si tu sitio web se adapta, con calidad, a cualquier tipo de dispositivo desde el que se quiera consultar (ordenador, móvil, Tablet, etc.). A nivel usuario es muy incomodo tener que pasar de ordenador a móvil, porque necesitas salir de casa, y que la web no sea de tan fácil acceso, o que el uso no sea tan intuitivo… En este sentido, y partiendo de la base de que es básico cuidar tu imagen, tanto dentro como fuera de la web, el uso de imágenes debe hacerse teniendo en cuenta el peso que aportan a la página. Es mejor que sea ligera y no ofrezca problemas al cargar, o la gente se cansará de esperar a que funcione. Por mucho que tengas que ofrecer si no llegan a verte, no ganas nada. También hay que ser moderado con el uso de las palabras claves y distribuirlas por todo la web. En este sentido, ser muy agresivo incluso se ve penalizado por los buscadores.  Y por supuesto, es muy importante mantener actualizada tu web, tanto en contenido, como con el uso de los recursos. Si se queda anticuada en estos dos aspectos, date por perdido.

Ser capaz de compartir contenido exclusivo con tus huéspedes puede ayudarte muchísimo. Como hemos dicho, que se compartan enlaces de tu web, te ayudará a darte a conocer y a posicionarte. Además de los servicios propios de tu negocio, es útil invertir tiempo en ofrecer información sobre lugares interesantes que puedan visitar, consejos para viajar, tips sobre como organizarse…todo esto puede conseguirte buenos comentarios y esto es importantísimo, ya que, a la hora de elegir un hotel, los comentarios de antiguos usuarios, tienen un peso muy importante en la decisión de otras personas.

Resumido de esta forma, puede parecer poca cosa, pero detrás de todo esto hay mucho trabajo y horas invertidas. No puede ser de otra forma, pues solo así es como se consigue estar en las mejores listas, así que, si no te ves capacitado, invierte en un buen asesoramiento. Actualmente, la mayoría de consultas y reservas se realizan online por eso, estar al día en este campo y hacerlo bien, solo puede traernos beneficios. Y eso es de lo que se trata.