Beneficios de fomentar la práctica deportiva entre tus empleados

Beneficios de fomentar la práctica deportiva entre tus empleados

En la actualidad, las personas están mostrando cada vez más interés por el deporte y los beneficios que esta práctica les trae a nivel físico, así como para la mejora de su calidad de vida.

Y es que sucede que el progreso tecnológico del que disfrutamos en la actualidad ha originado una transformación en el empleo de la sociedad moderna, el cual supone cada vez un menor esfuerzo físico en los puestos de trabajo, llevándonos al sedentarismo. Así, este sedentarismo en el mundo laboral junto con la falta de ejercicio físico en el entorno personal ha ido favoreciendo el incremento de problemas de salud tales comoosteoporosis o diabetes, entre otros.

Como consecuencia, las personas han comenzado a incluir el deporte dentro de sus rutinas diarias e incluso, las empresas no son la excepción. Teniendo en cuenta que una de las tantas preocupaciones de una empresa es la salud de sus trabajadores, en los últimos años se han ido implementando programas de ejercicio físico en muchas empresas con el fin de incidir en el mantenimiento y la mejora de la salud de sus trabajadores.

Los empleadores saben que la práctica de algún deporte no solo trae beneficios en la salud de los empleados, sino que tiene efectos positivos sobre su rendimiento y por lo tanto, en la actividad de la empresa.

Lo alarmante es que todavía no todas las empresas comparten esta mentalidad: según la investigación sobre los hábitos deportivos de los españoles, únicamente el 6% de los que practican deporte lo hacen en sus puestos de trabajo. El 68% de los españoles practican deporte por su cuenta y el 24% lo practican en un club, asociación, organización o federación.

Si este es tu caso, sigue leyendo, que el equipo especialista en soluciones deportivas para empresas de Sport & Balance nos explica la importancia de incluir este tipo de servicios en tu empresa y cómo hacerlo.

El deporte dentro del ámbito empresarial

La práctica de la actividad física y deportiva en el ámbito laboral se puede definir como aquella práctica en la que el jefe o superior favorece directa o indirectamente que las personas empleadas puedan llevarlo a cabo en su puesto de trabajo.

En este ámbito, muchos estudios han demostrado que las personas físicamente activas padecen menos enfermedades que aquellas que tienen hábitos de vida más sedentarios. Estos estudios muestran también la relación positiva que existe entre la práctica de ejercicio físico y el rendimiento laboral. Por ejemplo, un estudio de Thøgersen-Ntoumani, Fox y Ntoumanis (2005) demostró los efectos positivos entre el ejercicio y el bienestar psicológico de los trabajadores. Por otro lado, un estudio realizado por Musich, Hook, Baaner y Edington en 2006 demostró que promover la buena salud en el ámbito laboral disminuye el absentismo de los trabajadores y minimiza la pérdida de productividad.

De hecho, los beneficios y la importancia del deporte en el ámbito laboral es tal que la Asamblea Mundial de la Salud lanzó en el 2007 un plan global de acciones para la salud de los trabajadores, con los siguientes cinco objetivos:

  1. Diseñar e implementar políticas para mejorar la salud de los trabajadores.
  2. Proteger y promover la salud en el lugar de trabajo.
  3. Promover la implementación y el acceso a los servicios de salud ocupacional.
  4. Proporcionar y comunicar las evidencias de acción y práctica.
  5. Incorporar la salud de los trabajadores en otras políticas.

Beneficios que aporta tener trabajadores deportistas

A continuación, enumeramos losbeneficios que podemos obtener de fomentar el deporteen el ámbito laboral:

  1. Beneficia la salud de los trabajadores. Este, sin duda, es el beneficio principal del deporte en el ámbito laboral. Al llevar una vida sedentaria y no realizar ejercicio las articulaciones y músculos se resienten y las defensas caen. En cambio, las personas se encuentran mucho mejor cuando se hace deporte, contribuyendo a una mejor salud laboral, que supone un menor absentismo y, por tanto, una mayor productividad.
  2. El deporte ayuda a liberar tensiones y a combatir el estrés, causando bienestar en los trabajadores; lo cual, a su vez,  repercute de forma favorable en el desempeño de sus tareas.
  3. Debido a que hoy en día se ha incrementado la preocupación por el buen estado físico, la pérdida de peso y la buena alimentación, que los empleados vean que su empresa se preocupa por esto, repercutirá de  forma positiva en el trabajo y en la vida personal.
  4. El deporte ayuda a conseguir una mejor relación entre trabajadores, favorece el clima laboral y disminuye los conflictos entre trabajadores.
  5. Se mejora el autoestima de los trabajadores gracias al deporte. Consiguiendo de esta forma una mejoría en el ámbito laboral, consiguiendo mejores negociaciones, trabajando más y obteniendo mejores resultados.
  6. La rutina deportiva favorece el trabajo en equipo, ya que los trabajadores están más comprometidos cuando forman parte de un equipo, ya sea en el ámbito deportivo como el laboral. Además, refuerza los lazos ya creados en la oficina y suaviza los posibles conflictos que puedan existir. Si se juega en equipo, obliga a entenderse y luchar por un objetivo común. Por lo tanto, es una buena demostración de que se puede llegar a entendimientos.
  7. Gracias a las reglas deportivas, los trabajadores adquieren hábitos de respeto frente a sus compañeros.
  8. Conseguimos reducir el absentismo laboral al llevar una vida más saludable, reduciendo así los problemas de salud, además de las bajas por algún mal psicológico producido por tensiones que podrían haber sido liberadas con el deporte.
  9. Si un trabajador es capaz de establecer una buena rutina de deporte sin desistir, puede llegar a obtener mucho más en la empresa, ya que la persona que adquiere habilidades que se requieren en el deporte, pueden llegar a aplicarlas en su puesto de trabajo.
  10. Las empresas que patrocinen deportes tendrán beneficios fiscales, ayudando también a la economía de la empresa.
  11. Otro de los beneficios para las empresas, si ésta colabora con equipos deportivos o se mueve en el mundo del deporte es la visibilidad de la marca, es  que les funciona como una publicidad muy efectiva y crean una imagen corporativa más atractiva.
  12. Las habilidades que los empleados adquieren en la práctica de algún deporte, les permite mejorar su capacidad de decisión y le ayuda a ser más resolutivo. En cualquier deporte hay que tomar constantes decisiones; el cual es un ejercicio mental importante para después trasladarlo a la oficina. Incluso, se da la circunstancia de que los mejores deportistas se convierten, después, en grandes líderes en puestos de trabajo posteriores.
  13. La promoción del deporte en el ámbito laboral, también sirve comocomplemento a la compensación del trabajador.
  14. Un beneficio importante es que le permite a la empresa tener cierta visibilidad en ámbitos vinculados a la Responsabilidad Social Corporativa

Por todas estas razones, lograr un equilibrio entre la vida laboral y la salud se convierte en un elemento clave para crear empresas saludables.

La práctica habitual de deporte es una de las mejores opciones para fomentar la salud física y mental e incrementar el bienestar en el puesto de trabajo. Por eso, las empresas deben potenciar la flexibilidad laboral así como la autogestión del tiempo de los trabajadores de forma que se puedan incluir estas prácticas en su rutina diaria. Incluso, cualquier inversión que se pueda hacer para organizar competiciones internas o realizar incentivos económicos en favor de la práctica deportiva, aunque pueda suponer un cierto coste económico, en un corto o medio plazo, estará más que amortizado.

Cómo incluir el deporte en las actividades de tu empresa

  • Ofrece descuentos en gimnasios cercanos. Si el espacio de trabajo es reducido y no puedes contar con un lugar para el deporte dentro de tus instalaciones, siempre puedes ofrecer algún bono extra, descuento o ayuda económica a tus empleados para que se inscriban en algún gimnasio cerca. Esta opción es especialmente atractiva para jornadas partidas o aquellas en las que se destine dos horas para la comida; y no tiene porque implicar un gran costo si consigues hacer una alianza con algún centro deportivo.
  • Organiza torneos deportivos para empleados. Estos pueden ser de fútbol, golf, baloncesto, baile… lo que más le guste al equipo. La idea es poder compartir tiempo o bien después del trabajo o incluso organizar un día completo de actividades en el fin de semana.
  • Ofrece salas de gimnasia de mantenimiento. Si dispones de un espacio en la oficina o contratas salas polivalentes cercanas, siempre puedes contar con un monitor que imparta clases colectivas para mantener el tono físico unas 2-3 veces por semana.
  • Fomenta el uso de la bicicleta como medio de transporte, sobre todo si estamos hablando de localidades pequeñas en las que el trabajador no deba cubrir grandes distancias.
  • Plantea un horario flexible. Si ves que tu presupuesto no alcanza para otras medidas, una buena alternativa es permitir flexibilidad en los horarios tanto de entrada como de salida para fomentar la actividad física en el tiempo libre de tus empleados.