Donar semen, un gran beneficio para la sociedad

Donar semen, un gran beneficio para la sociedad

Donar semen supone un enorme beneficio del que se beneficia el conjunto de la sociedad. España es uno de los países más adelantados como nos confirman desde Ividono, una clínica especializada en donación, que creen que los españoles, en general no valoran lo avanzados que somos en este terreno. Muchos desconocen que hay otros ciudadanos de países vecinos que acuden a nuestro país porque en sus respectivas naciones no pueden acceder a este tipo de tratamientos.

¿En qué momento es necesario contar con un donante de esperma?

En todos estos años, el uso del esperma de banco de semen, en los tratamientos que se dedican a la reproducción asistida ha llegado a elevarse en gran medida. Todo esto es una clara respuesta a que el número de personas que precisan de este tipo de técnicas a la hora de tener hijos, en especial las mujeres solteras que quieren ser madres o las parejas de lesbianas han ido aumentando en buena medida todos estos años.

¿Para qué se usa el semen de las personas donantes?

Se utiliza con profusión, como por ejemplo en los casos en los que hay una esterilidad masculina importante, donde no se puedan utilizar espermatozoides de la pareja o cuando exista azoospermia de carácter secretor.

De la misma forma cuando se quiere que no se produzca una patología de carácter genético que pueda transmitirse por el sexo masculino de la pareja, especialmente cuando no sea posible la detección mediante el diagnóstico genético preimplantacional, el también denominado “DGP”. Por último, también se utiliza cuando no exista pareja de sexo masculino.

¿Cómo se realiza el proceso?

El proceso tiene una gran sencillez, por lo que debemos pensar que se debe donar solamente el semen que es eyaculado, sin que exista ninguna clase de operación de carácter quirúrgico como ocurre con la donación de óvulos.

En este sentido también podemos hablar de que el semen es congelado en un banco de esperma para utilizarse después por una pareja o mujer que lo necesite en un tratamiento de este tipo.  No es posible utilizarlo hasta que podemos comprobar que quede libre de todo tipo de enfermedades en cuanto a la transmisión sexual. Hablamos de un plazo que puede llegar a durar hasta 6 meses.

Hay que dejar claro que no es necesario que la persona donante deba sincronizarse con la pareja en la donación, pues va a poder hacerla cuando mejor le venga, lo que ha hecho que sea un proceso de lo más confortable en la práctica.

En España la donación se realiza de forma anónima y altruista, lo que hace que el centro facilite toda la información y el proceso en el que se dona pase a quedar registrado, aunque los padres no van a poder conocer ni quien es la persona donante ni las características que tiene.

¿Quiénes pueden ser donantes de semen?

Pues pueden todos los hombres que sean fértiles y tengan salud en lo físico y también en lo mental, de cara a que la calidad del semen en cuestión sea la mejor para poder donar semen. Vamos a intentar concretizar más:

La legislación española dice lo siguiente sobre el donante:

Contará con una edad entre los dieciocho y los cincuenta años de edad

Deberá haber acudido voluntariamente y ser consciente de que va a realizar una donación de semen y de lo que esto implica, tanto para él como para la sociedad.

No debe padecer ninguna clase de enfermedad infecciosa que pueda ser transmitida a sus descendientes, caso de hepatitis B, VIH o la sífilis.

Tampoco debe tener ninguna clase de enfermedad genética o antecedentes familiares en cuanto a alteraciones de carácter hereditario.

Deberá tener una buena salud física y mental, algo que es comprobable con las pruebas que se hacen médicas y psicológicas.

Debe tener una buena calidad en su sumen para que le proceso tenga todas las garantías de que pueda tener un porcentaje de éxito que sea el adecuado, y donde los espermatozoides van a poder sobrevivir al proceso en el cual se les congela.

No es posible llegar a tener más de 6 hijos cuando se hacen donaciones en España para que así no ocurran los problemas que puedan tener como consecuencia el que se produzca una consanguineidad.

Si el hombre no cumple algunos de los requisitos , no se le puede aceptar como donante de semen en España.

¿Cómo es la donación de esperma?

A la hora de donar semen, el varón lo que tiene que hacer es ir al centro de reproducción asistida que elija, pues es ahí el lugar donde tendrán que hacerse las pruebas que deben hacerse para ser admitido como donante y hacer las donaciones una vez se produzca su admisión en el programa en cuestión.

¿Cuáles son las pruebas?

Las pruebas que se realizan a los donantes para comprobar que tienen aptitud para serlo son:

  • Análisis de carácter seminal (seminograma)
  • Diversas pruebas para congelar el semen
  • Estudios sobre si padece enfermedad infecciosa y también estudios genéticos
  • Test psicológicos

Actualmente, como puedes leer, no dejan nada a la improvisación, lo que termina siendo garantía y ayuda a la seguridad de todas las partes que se ven implicadas en el proceso en cuestión.

¿Por qué hacerse donante de semen?

Cuando una persona decide ser donante de semen, no estamos ante una situación común, porque muchas personas piensan que se hace por el dinero, pero hay un componente bastante alto en la mayoría de los donantes que es, simplemente, el hecho de querer ser de ayuda para otras personas.

En nuestro país hay más de seiscientas mil parejas españolas que tienen serios problemas de infertilidad. Además, cada año son diagnosticadas del orden de 16.000 nuevas que tienen problemas a la hora de procrear. Un 30% es debido a motivos masculinos.

En este sentido, los datos hablan por sí mismos, de las razones por las que deben seguir existiendo personas que tomen la decisión de ser donantes de semen, pues se puede ayudar a muchas parejas que quieren ser padres y tienen el gran problema de la infertilidad masculina.

Este tipo de problemáticas de esterilidad cada vez abundan más. Estamos seguros de que conoces a todo tipo de hombres y parejas que se han ido encontrando en este tipo de situación. Por este motivo, cuando se anuncia todo esto en la red de redes, hay que pensar en que hay un porcentaje de hombres que toman la decisión de ser donante para todas aquellas personas que no pueden llegar a tener hijos.

Las visitas a las clínicas de fertilidad suelen ser en su primera vez, ante todo informativas, pues lo normal es que se diga a la persona donante que la donación de su semen es anónima, rápida y que carecerá de tratamiento farmacológico. Igualmente, tendrá a su disposición una serie de analíticas que van a servir de cara al futuro en el caso de que se quiera ser padre.

El tema económico aparece, pero realmente las personas que donan semen suelen confesar en muchas entrevistas, que la compensación que reciben los donantes de semen, solo vale realmente para ser compensar las molestias que se puedan producir, desplazamientos o gastos que puedan asociarse por la propia donación.

Hay que tener claro que las donaciones nunca van a tener carácter comercial o otros motivos lucrativos. Toda actividad publicitaria o promocional por parte de los centros autorizados que pueda incentivar la donación de las células y tejidos humanos tendrá que respetar el carácter altruista de aquellos, por lo que no van a poder animar a que se done con ofertas como posibles compensaciones o beneficios en lo económico.

La resolución de las dudas

En cuanto el donante está en la clínica, el equipo médico, lo que hace es, además de explicar como se hace el procedimiento, clarificar todas las dudas que pueda haber. Hablamos de que la donación de semen se hace de manera anónima, confidencial y voluntaria.

En las primeras dos o tres citas lo que hacen es tomar muestras del esperma, para después proceder a realizar determinadas pruebas o analíticas de cara a que se pueda confirmar que es posible ser donante. Por lo tanto, no debes preocuparte por este proceso que es pura rutina. En cuanto los resultados son positivos, se debe acudir a las citas de donación que se realizan todas las semanas.

Merece la pena saber los siguiente:

No se va a poder tener relaciones a nivel sexual los días anteriores a que se produzca la donación, debido que la calidad del semen tiene que ser la más alta, así que 3 días antes no podrás hacer nada.

La donación como tal se realiza en un único ciclo, el cual demanda que el donante se comprometa a poder entregar una muestra de su semen a la semana por un periodo aproximado que puede ser de 15 a 20 semanas.

Algo que hay que aclarar es que el no ser donante, no tiene que ser síntoma de esterilidad. Cuando no se puede donar es porque no se cumplen con algunos de los requisitos que establece la Ley. El esperma puede ser de elevada calidad, pero no tanto como para cumplir con las necesidades de un proceso de fertilidad posterior.