España paga por las bolsas de plástico, pero ¿qué hacen otros países?

España paga por las bolsas de plástico, pero ¿qué hacen otros países?

Nos está costando, la transición está siendo lenta, pero poco a poco estamos consiguiendo dar un gran paso a favor del medio ambiente: estamos reduciendo el uso del plástico de un solo uso. Cierto es que existe una especie de brecha en la que hay personas muy concienciadas y viviendo prácticamente sin plástico, frente a otras que siempre olvidan sus bolsas reutilizables a la hora de acudir al supermercado o que incluso no reciclan. Es por ello por lo que, como sociedad, debemos aportar nuestro pequeño grano de arena para, juntos, salvar el planeta de la destrucción.

Medidas como reciclar el plástico en el contenedor amarillo llevan años entre nosotros y cada vez son más las personas que tienen un contenedor pequeño en sus casas dedicado exclusivamente para almacenar el plástico antes de tirarlo en el contenedor de reciclaje. Pero desde hace unos años el foco principal está en las bolsas de un solo uso, esas que nos ofrecen en los establecimientos cuando realizamos una compra o con las que cargamos la compra al salir del supermercado. Por ello, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ya aprobó en el Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores que a partir del 1 de enero de 2021 quedara prohibido el uso de las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras de forma gratuita en supermercados, comercios, farmacias u otros comercios. Como excepción, el Ministerio sí aceptó las bolsas biodegradables o compostables y numerosas empresas como Bioplásticos Genil rápidamente pasaron a producir únicamente las bolsas permitidas.

Pero hay países con legislaciones mucho más anteriores que la nuestra y, así, nos llevan varios años de ventaja. Es el ejemplo de Francia, por ejemplo, que firmó un decreto para regular el consumo de bolsas de un solo uso en el año 2016. En ese decreto, se ordenó que a partir de ese momento, todas las bolsas de plástico gratuitas pasaban a estar prohibidas en supermercados, farmacias o pequeños comercios. Con varios países europeos marcando el precedente, fue la Unión Europa quien deicidió unificar el criterio y determinó la prohibición del uso del plástico de un solo eso en toda la Unión Europea a partir del 1 de enero. Pero hay otros países que también prohíben el uso del plástico, estos son:

  • En 2002, Irlanda decidió implementar el PlasTax, una tasa por la cual todos aquellos que adquirieran una bolsa de compra pagarían un 20% más sobre el precio de su compra. Esta medida tuvo una rápida respuesta de los ciudadanos, y es que el consumo de este tipo de bolsas cayó un 90% poco después de implementarse.
  • En Australia no existe una ley a nivel nacional, sino que son los estados los que regulan sus normas. En este caso, la prohibición del plástico está vigente en tres estados: Australia del Sur, Tasmania y el territorio de Australia Meridional. Mientras que Nueva Zelanda vetó las bolsas desechables en 2019.
  •  Bangladesh fue el primer país del mundo en prohibir las bolsas de plástico en todo su territorio en 2002. Mientras que otros países orientales como China, Sri Lanka o Israel rápidamente modificaron su legislación para contar con medidas similares.
  • En África, ya hay 25 países que han prohibido el uso de las bolsas de plástico, con países como Marruecos, Sudáfrica o Tanzania a la cabeza vetando el uso de las bolsas más finas, mientras que países como Kenia castigan el uso del plástico con penas de hasta cuatro años de prisión.
  • En América Latina, Chile fue el primer país en prohibir en todo el estado el uso de las bolsas de plástico en grandes superficies y supermercados. A su estela le siguieron Costa Rica, quien anunció en 2017 que a partir de 2021 también prohibiría el uso de las bolsas de plástico. Mientras que Argentina, por ejemplo, solo veta el uso de este tipo de material en cuatro provincias: Buenos Aires, Neuquén, Río Negro y Chubut.

¿Por qué los países están prohibiendo el uso del plástico?

Las cifras son impactantes y dan una visión del problema real al que nos enfrentamos. La mayor parte del plástico que utilizamos acaba en el mar, contaminando el elemento más presente en el planeta Tierra y produciendo así la contaminación también de numerosas especies marinas. Pero no solo eso, sino que el plástico mata cada año a un millón de aves marinas, más de 100.000 mamíferos marinos y de numerosos peces. Además, en muchos casos estas muertes se producen con sufrimiento porque muchos peces tragan las piezas plásticas y mueren asfixiados, mientras que otros quedan atrapados.