Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Implementa estos hábitos en tu día a día para cuidar mejor al medio ambiente.

conservacion-ambiental-jardin-ninos (1)

Afortunadamente, la sociedad cada ves está más concienciada con el medio ambiente. Las personas por fin están comprendiendo que cada gesto cuenta ¡por pequeño que sea!

La mayoría de personas solía relacionar el hecho de cuidar el medio ambiente con las grandes superficies y los políticos, pero no es así. Ellos pueden hacer una gran parte del trabajo, ya que disponen de recursos suficientes para acabar con muchos de los problemas ambientales a los que nos enfrentamos. Sin embargo, es tarea nuestra y solo nuestra adoptar un estilo de vida comprometido con el medio ambiente y enfocado a preservar los recursos que tenemos todo lo posible.

Por ello, en este artículo te enseñaremos algunos de los hábitos que puedes empezar a implementar en tu vida que, sin duda, te enseñarán a cuidar el medio ambiente.

¡Empezamos!

7 hábitos diarios que podemos adoptar para cuidar mejor al medio ambiente.

Quizá 7 hábitos te parezcan mucho ¡pero no lo es! Hay muchísimos hábitos que podemos incluir en nuestra rutina diaria para cuidar al medio ambiente ¡y a muchos aspectos más!
En muchos sentidos, adoptar una conciencia real respetuosa con el planeta y sus seres vivos no hace más que aportar aspectos positivos en la vida de todos nosotros y de nuestros seres queridos.

Ahí van unos cuantos:

  1. Adopta en tu vida la regla de las 3 “R”.

La regla de las tres erres sigue siendo un principio fundamental para minimizar nuestra huella ecológica. Significa “Reducir, Reciclar y Reutilizar” y aplicarla es mucho más sencillo de lo que imaginas.

Para reducir, tan sólo debemos reducir el consumo. Esto significa que adoptemos medidas de ahorro como puede ser una medida de ahorro energético. También tiene su base en reducir la cantidad de objetos que usamos para diversos fines.

Por otra parte, reciclar tan solo implica volver a hacer útil un producto. Muchos de los productos que están a la venta en el supermercado están hechos de materiales reciclados, y gracias a eso se reduce también la huella de consumo ecológica ¡todo son ventajas!

Reutilizar incluye volver a usar algo, o darle varios usos. Quizá suena parecido al reciclaje, pero lo cierto es que el reciclaje implica un proceso más complejo y puede realizarse a través de varios materiales. Podemos reutilizar cuando compramos objetos de segunda mano.

Si te fijas, todos podemos aplicar las 3R en nuestra vida fácilmente ¿verdad?

  1. ¡Opta por transporte sostenible!

Desafortunadamente, el coche es uno de los medios de transporte más contaminantes del planeta, y aunque ya haya coches eléctricos o menos contaminantes que el resto, son muy pocos comparados con el resto de coches que sí contaminan.

Por ello, siempre que puedas elige viajar usando el transporte público (en autobús o en tren). Además, considera ir andando a los lugares siempre que puedas o en bicicleta. Estas son opciones que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y disminuyen la contaminación del aire.

  1. Ahorra energía en casa.

Una vez más recordamos la importancia del ahorro energético en casa; para ayudar al medio ambiente, acuérdate de apagar luces y dispositivos electrónicos que no se estén utilizando. Por desgracia, tendemos a dejar las cosas encendidas, aunque no estemos en casa, y es mejor apagar todo lo que no sea necesario (como la nevera) para ayudar al medio ambiente y a nuestra factura de la luz, todo hay que decirlo.

También puedes optar por usar bombillas de bajo consumo y elegir electrodomésticos sostenibles para reducir el consumo de energía en el hogar.

  1. Consume de forma responsable.

Cada vez que vienen unas rebajas, una navidad u otra festividad, nos volvemos locos comprando.

¿Qué tal si sólo compramos las cosas que necesitemos? Gracias a esto, no sólo ayudaremos a reducir el consumo (porque habrá menos demanda) sino que también ahorraremos. Por otra parte, es importante comprar productos de nuestra ciudad, a nuestro alcance, para poder reducir la huella de carbono asociada con el transporte y la producción de alimentos y bienes.

  1. Evita el uso de plásticos de un solo uso.

Decídete por alternativas reutilizables como botellas de agua de acero inoxidable, bolsas de tela y recipientes de vidrio ayuda a reducir la contaminación plástica en el medio ambiente.

Este hábito puede ayudarte en tu vida diaria, pero también consideramos importante que tomes conciencia de él en eventos como fiestas o celebraciones. En dichos eventos se suele optar por envases desechables para no limpiar, y esto afecta muchísimo al medio ambiente.

Si no, en vez de comprar productos desechables, sigue los consejos de CHIWAWAP y adquiere productos desechables ecológicos ¡siempre será mejor!

  1. Minimiza el desperdicio de alimentos.

Planificar las compras, almacenar bien la comida y aprovechar al máximo los restos son formas efectivas de reducir el desperdicio de alimentos y la energía utilizada en su producción y distribución.

  1. Reduce el consumo de agua en casa.

Ahorrar en el consumo de agua en el hogar, reparar fugas y utilizar sistemas de recolección de agua de lluvia son prácticas que ayudan a conservar este recurso vital. Y, además, una vez más ¡estarás ayudando también a tu cartera!

Como ves, implementar estos hábitos en nuestra rutina diaria no solo nos permite cuidar mejor del medio ambiente, sino que también contribuye a construir un futuro más sostenible y equitativo para las generaciones venideras. Cada pequeña acción cuenta y juntos podemos marcar la diferencia en la protección de nuestro preciado planeta.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos