Todo lo que quieres saber sobre la ortodoncia

Todo lo que quieres saber sobre la ortodoncia

La ortodoncia ha pasado a formar parte de nuestro día a día. Antes cuando nos decían que nuestros hijos deberían ponerse una, suponía todo un disgusto. En el colegio también ocurría lo mismo. Sin embargo, con el paso del tiempo, esto ha cambiado. Ahora son muchos los famosos y personas adultas que deciden ponerse ortodoncia. 

Los tratamientos ortodóncicos, ya sean mediante brackets o alineadores transparentes, permiten subsanar los trastornos relacionados con una mala oclusión y, en consecuencia, con problemas en la mordida y la masticación. Nos ponemos en contacto con la Clínica Maroto Vellón para que nos cuenten todos los avances de este producto en el mercado.

Como te decíamos, existen personas que, hoy en día, siguen considerando que la ortodoncia es un procedimiento propio de la infancia y la adolescencia. Sin embargo, la alineación de la dentición y la solución de las complicaciones maloclusivas no tiene edad. El paciente que decida realizarse este tratamiento tan solo debe presentar una buena salud bucodental, con una boca libre de caries o enfermedades periodontales.

 Si bien es cierto que ningún sistema ortodóncico, por sí mismo, puede provocar retracción de las encías y afectación de los tejidos que rodean y soportan al diente, sí que pueden llegar a agravar este estado. Por ello, es fundamental que, en el caso de existir una patología en las encías, esta sea tratada previamente por el experto en Periodoncia.

Es aconsejable iniciar los tratamientos de Ortodoncia a una edad temprana. La época del conocido popularmente como “estirón” es, sin duda, uno de los mejores momentos. Durante la edad adulta, los huesos maxilares se encuentran completamente desarrollados, por lo que no se puede actuar de la misma manera sobre ellos, como tampoco guiar la erupción de los dientes. Por ello, es recomendable que los niños acudan por primera vez al ortodoncista una vez cumplidos los 6 años.

Ortodoncia de arco recto

Esta técnica se caracteriza por la colocación de los dientes en una posición ideal a través de arcos rectos. La elaboración de estos alambres es más sencilla que en la Ortodoncia mediante brackets metálicos tradicionales, ya que no es necesario doblarlos para formar curvas de compensación. De la misma manera, no se necesita una gran distancia entre los brackets para reducir los niveles de fuerza y su fijación es mucho más simple.

Ortodoncia Damon

Damon es un método ortodóncico mediante brackets de autoligado pasivo que no requiere de sujeciones para ser unidos al arco metálico, sino que estos se fijan mediante unas pequeñas pestañas. Este sistema no necesita, asimismo, de ligaduras o gomas. La Ortodoncia Damon, que presenta, además, alambres más ligeros y supone una gran mejora de la estética facial durante el tratamiento, consigue reducir los tiempos del procedimiento en hasta seis meses.

Ortodoncia invisible

Otra técnica que está muy de moda es la ortodoncia invisible. Se compone de alineadores transparentes Invisalign, con los que conseguirás alinear tus dientes sin que, durante este proceso, nadie se dé cuenta de ello. Las férulas de Invisalign están confeccionadas según la anatomía oral de cada paciente, son prácticamente imperceptibles y extraíbles. La Ortodoncia invisible, a pesar de que debe ser portada durante, al menos, 22 horas al día, permite una mejor higiene bucodental.

Beneficios

  • La corrección de las malposiciones dentarias y de las complicaciones relacionadas con la maloclusión favorecen una higiene bucodental óptima.
  • Posibilitan la recuperación de la funcionalidad masticatoria correcta, así como, en algunos casos, la fonética.
  • Evita la proliferación de la placa y el desarrollo de caries y enfermedades periodontales, así como la pérdida dental prematura.
  • Renueva la estética facial y de la sonrisa, ayudando, además, a que el paciente recupere la confianza y la seguridad en sí mismo.
  • Disminuye la posibilidad de padecer caries y/o enfermedades periodontales, ya que la higiene oral diaria se ve mejorada. El apiñamiento dental, entre otras circunstancias, supone, en muchas ocasiones, una deficiencia en la calidad de la limpieza de la cavidad oral. Ello, a su vez, puede implicar el desarrollo de la placa bacteriana y del sarro, la calcificación de esta.

Ya has visto que La mejor opción, tanto por  tranquilidad como por su seguridad y salud bucodental, es acudir a su odontológo cuando note que una pieza dental se mueve o tienes dolor. El especialista determinará si es una circunstancia normal o hay otro problema que es necesario tratar. Ahora ya conoces un poco más sobre la ortodoncia, ya has visto que es un sector abierto a la tecnología y a la innovación.